lunes, 7 de abril de 2014

Segundo día con RONI

 Segundo día con Roni

Hoy me he levantado con ganas de vomitar y dolor de cabeza, y aunque me hubiera gustado ir a clase para ir a ver a Roni, no me han dejado. Por una parte mejor, porque el dolor de cabeza me ha aumentado. Por el otro lado, mal, porque quería verla. Decirla que acepto y que lo de ayer fue increíble. Incluso la hubiera dado un beso, si estuviésemos juntas. Porque es muy peligroso que los del instituto lo sepan. Lo comprendo. Es que lo de ayer fue tan sumamente… mágico. Ella me apoyó, me acarició, me hizo reír y se ofreció a hacer de mi pareja para olvidarme de Silvia. Ella y yo juntamos nuestras manos, las cuales encajaban perfectamente y nos miramos. Y que me besase. Eso me sorprendió, pero me gustó. Mucho. Hoy en Tuenti, hemos estado hablando y me ha dicho que lo de ayer lo hizo de verdad y me ha invitado a un montón de sitios. Lo cierto es que Roni me gusta un poco. La miro en Matemáticas. La tengo aprecio. Adoro su mirada intensa, sus manos apretadas… Lo vamos a intentar. He visto que es muy cariñosa y algo protectora conmigo,  se esfuerza mucho conmigo, pero tengo miedo de que al final sufra o que acabe pensando que ella es un simple juego, pero eso no es verdad. Es una persona muy especial (con sus defectos, pero también con sus virtudes). En cuanto a nuestra relación en el instituto, no haremos muestras de amor  ya que si nos pillase alguien, lo pasaríamos mal. Pero quizá más adelante…


Realmente no sé lo que pasará. No quiero perderla si al final decidimos dejarla. Porque aprendo mucho con ella. Me ha cambiado. Es muy agradable hablar con ella. Su carisma es impresionante y sus formas de respuestas, coquetas. Pero sé que hace un mes o así, pasó por una ruptura, no solo sentimental sino también de amigos. . no quiero que siga sufriendo. Quiero hacerla feliz. Si no es con viajes, pues con amor, risas, carantoñas, confianza, comprensión… Porque aparte de que seamos algo así como novias, somos amigas. Y nos apoyamos. No tenemos que preguntar cuando ni donde, porque a veces las palabras sobran. Y aparece el silencio. El mejor silencio que pueda aparecer. Ese momento en el que las miradas chocan. Conectan. Empiezan los abrazos. Un beso. Entrecruzada de manos. Beso. Mirada intensa. Beso final. Sonrisa asegurada. Yo lo único que quiero es que Roni no se sienta incómoda conmigo. Yo no la voy a obligar a nada. Después de todo lo que me ha apoyado. Después de haber estado conmigo.No la pienso dejar. La quiero mucho...


4 comentarios:

  1. Pero bueno...la entrada ha estado genial!
    Me ha encantado cielo!
    Mil besos!
    Espero la próxima entrada! :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias :)) Me encantan tus comentarios. Me dan muchas fuerzas para seguir escribiendo.
      Muchos besoss!!! :)

      Eliminar
  2. La entrada es preciossa sigue asii!

    ResponderEliminar
  3. Precioso <3
    Un amor así no hay que dejarlo escapar. Ya quiero leer la siguiente entrada.

    Besitos

    ResponderEliminar

Hola, muchas gracias por tu visita ;)
Deja tu comentario, tus opiniones y críticas son importantes para mí
Puedes dejar el link de tu blog si lo deseas, yo me pasaré encantada
Los comentarios que contengan spam o comentarios ofensivos serán eliminados.